Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

 

 

 

 

 

Oreste Plath, del libro "Lenguaje de pájaros chilenos"

 

SIETE COLORES
Tachuris rubrigastra rubrigastra (Vieillot).
Desde Aconcagua hasta Chiloé.
(Pág.45-46)


Se cuenta entre los pajaritos vistosos de Chile, tal vez por la belleza de los siete colores:
amarillo, azul, blanco, bronceado, carmesí, negro y verde.
Su grito es como el croar de un sapito.
No se adapta a la vida cautiva.


Consultado un campesino si sabía por qué se llamaba Siete Colores, respondió que cuando niño escuchó que un pajarito desplumado se escapó casi de la olla y como pudo llegó al taller de un maestro carpintero, y se untó todo su cuerpo de cola; después en la lengua de los pájaros, le fue contando a cada uno de ellos, hasta el número de siete, su desgracia de encontrarse desplumado, y les pidió tres plumitas, y se las iban dando; y como estaba untado de cola, se le iban pegando.
Como cada pluma era de un color; se quedó el pajarito más bonito que antes, con siete colores.
Otra versión de su cromatismo es ésta: Después del Diluvio, el Señor mandó un arco iris gigante. Este pájaro, que era juguetón, quería pasar sobre el arco iris, pero se caía a cada empeño. Volvía de nuevo a empezar y aleteaba bien rápido tratando de vencer el espacio coloreado. Tanto esfuerzo hizo, que al final pudo cruzar el arco iris y cuando salió de esta transverbera venía con siete colores.

Volver a Las aves en la literatura Chilena